Download E-books Van Gogh. La vida PDF

Van Gogh trabajó como marchante de arte con escaso éxito, purposeó convertirse en predicador, hizo incursiones como ilustrador de revistas y, por último, tuvo una carrera de pintor tan brillante como corta. Cuando murió en Francia a los 37 años sus cuadros se amontonaban, sin que casi nadie los mirase, en los armarios, desvanes y habitaciones de sus parientes, amigos y acreedores. Sin embargo, en su breve y tempestuosa vida, Vincent van Gogh había cambiado el curso del arte occidental para siempre. Trabajando con los angeles plena colaboración del Museo Van Gogh de Ámsterdam, Steven Naifeh y Gregory White Smith, ganadores del Premio Pulitzer por su biografía de Jackson Pollock, han tenido acceso a materiales inéditos, incluyendo correspondencia usual hasta ahora desconocida, para recrear, con increíble viveza y una sorprendente precisión psicológica, l. a. extraordinaria vida del pintor. Los autores arrojan nueva luz sobre muchos de los aspectos inexplorados de l. a. existenciade Van Gogh: su permanente lucha para encontrar su lugar en el mundo, su intensa relación con su hermano Theo, su errática y tumultuosa vida sentimental y sus ataques de depresión y problemas mentales. Ofrecen además un convincente e inesperado relato sobre las circunstancias de su muerte que da un vuelco a las teorías manejadas hasta ahora. Esta enormous biografía es, sin duda, el retrato definitivo de uno de los grandes genios de los angeles historia del arte.

Show description

Read or Download Van Gogh. La vida PDF

Best Art History books

Dictionary of the Avant-Gardes

This interdisciplinary consultant covers the main influential avant garde paintings routine of the previous one hundred fifty years, starting from futurism to free-jazz. it's been up-to-date and revised to incorporate better insurance of ladies artists, and the web and different rising applied sciences.

Los Secretos de La Capilla Sixtina: Los Mensajes Prohibidos de Miguel Angel En El Corazon del Vaticano

Pages: 432 Language: Spanish writer: HarperCollins mark on finish. normal put on

A Survival Guide for Art History Students

Designed to steer newcomers during the frequently disorienting adventure of taking a primary artwork historical past type, this e-book addresses all aspectsof that overall adventure. KEY themes particular bankruptcy themes disguise note-taking in the course of lecture, learning for and taking slide assessments, writing reaction papers, method, how you can critique secondary scholarship, and what to do with an artwork historical past measure.

The Optical Unconscious (October Books)

The Optical subconscious is a pointed protest opposed to the professional tale of modernism and opposed to the severe culture that tried to outline glossy artwork in response to sure sacred commandments and self-fulfilling truths. The account of modernism provided the following demanding situations the vaunted precept of "vision itself.

Additional info for Van Gogh. La vida

Show sample text content

Los angeles compañía period todo un �gran almacén del arte» que incluía un estudio de restauración, un taller de enmarcado e incluso un departamento de subastas, y los servicios del aprendiz podían requerirse en cualquiera de ellos. En l. a. suntuosa galería pública de los angeles firma siempre había exposiciones que precisaban de alguien que colgara y descolgara los cuadros o los mostrara a un posible cliente. Tersteeg (como Cent) tenía poco own para mantener bajos los costes. Vincent period uno de los dos aprendices de servicio y los angeles mayoría de los días trabajaba desde el amanecer hasta l. a. noche, sábados incluidos. Evidentemente, había más empleados (ubicuos e invisibles en esa época) para realizar tareas serviles como limpiar y barrer. Pero en un día ajetreado un aprendiz como Vincent podía verse haciendo cualquier cosa, desde limpiando el polvo a un cuadro hasta arreglando los escaparates. Entusiasmado con su trabajo, Vincent desarrolló un interés febril y súbito por un tema que no le había llamado los angeles atención hasta entonces: el arte. �Devoraba» libros sobre artistas, historia del arte y colecciones de arte de Holanda y otros lugares. Leyó con fruición las últimas revistas de arte que circulaban ampliamente por l. a. culta comunidad internacional de los angeles Haya. Visitaba a menudo l. a. Mauritshuis que contenía l. a. colección pictórica genuine holandesa, situada a pocos pasos del Plaats, con sus paredes repletas de pinturas de l. a. Edad de Oro, como l. a. Vista de Delft de Vermeer o l. a. Lección de anatomía de Rembrandt. Peregrinó a Ámsterdam para ver El alegre bebedor de Frans Hals y, sobre todo, l. a. Ronda nocturna de Rembrandt, a Bruselas para ver las joyas de los grandes �primitivos» flamencos (que period como Vincent denominada a pintores como Jan van Eyck y Hans Memling) y a Amberes para ver a Rubens. �Ve a los museos tanto como puedas», aconsejaba Vincent a su hermano, �es bueno saber de los pintores antiguos». También estudiaba a los pintores �nuevos», es decir, a artistas holandeses contemporáneos como Andreas Schelfhout y Cornelis Springer, el favorito de su tío. No los contemplaba sólo en las paredes de Goupil, sino también en otras galerías, en locales de arte y �bazares» donde se exponían entre antigüedades y baratijas. Otro de sus lugares favoritos period el recién inaugurado Museo de Arte Moderno (Museum van Moderne Kunst) situado a pocas manzanas de donde se hospedaba. Probablemente fuera en alguno de esos lugares donde Vincent descubrió los primeros signos de los angeles revolución que estaba a punto de tener lugar en el arte. Aquí y allá entre molinos, paisajes, barcos en medio de tormentas e idílicas escenas de patinadores que habían dominado el arte holandés desde hacía más de un siglo, corridoró algunas pinturas, sobre todo paisajes, con formas vagas, pinceladas sueltas, colores apagados y luz velada; cuadros que no tenían nada que ver con las obras precisas y detallistas de intensos colores que las rodeaban. Para el ojo poco experto de Vincent, al igual que para muchos otros, seguramente parecerían inacabadas.

Rated 4.48 of 5 – based on 23 votes